Unidad Educativa Delfos

atrium_link.png

extranet_link.png

int_top_legend.png

Discurso en Juramento a la bandera 2014-2015

Acabamos de escuchar las sagradas notas de nuestro bello Himno Nacional, nuestras miradas han permanecido perplejas ante los destellos brillantes que emanan los tres colores de nuestra histórica Bandera, sintetizadas en el amarillo horizontal que representa todo el oro, la abundante riqueza de nuestro suelo y sus recursos naturales. En el azul, reflejo del límpido y claro cielo que nos cubre. En el rojo, la sangre vertida por nuestros héroes hasta darnos una Patria libre y soberana.

Este símbolo patrio forma parte de la identidad de los ecuatorianos, es la piel del país, es la Patria misma.

Esta bendita Patria nuestra, que reclama de nosotros grandes aspiraciones y constantes glorias; Patria que nos conmueve el alma con sus recuerdos impregnados en la historia.

La Bandera es el épico estandarte, vencedor de cien batallas, de Pichincha, de Tarqui y de Tiwuitza, hoy te evocamos, te cantamos y saludamos reverentes en este grandioso día que celebramos jubilosos el DÍA DE LA BANDERA NACIONAL.

La Patria es la tierra de oro en la que nací yo y nacieron ustedes, es la cómoda nave en la que nos embarcamos tú y yo todos los días para venir al colegio o para ir al trabajo, que hermosa representación de mi Patria en su símbolo La Bandera, donde el calendario histórico no puede olvidar el 26 de Septiembre.

Niños y jóvenes, hoy más que nunca la Patria necesita del trabajo, esfuerzo, generosidad y amor de sus hijos. Cumple el pequeño deber de cada momento: haz lo que debes hacer y en el momento preciso. No importa que nuestras tareas sean aparentemente pequeñas: son las que nos tocan, las que nos corresponden, y a través de ellas nos preparamos mejor para las más grandes.

Será con trabajo, con estudio, con sacrificio cotidiano, responsabilidad, respeto y disciplina que vamos construyendo la Patria que queremos.

Debemos sentirnos orgullosos de lo que somos, de nuestras raíces, de nuestro pueblo mestizo, indígena y de nuestros gloriosos símbolos: La Bandera, el Escudo y el Himno Nacional que son emblema y canción.

Estudiantes: que, no sea la Bandera  en vuestras manos ni un minúsculo juguete, ni un ridículo fetiche, ni una insignia baladí; que este juramento que van a realizar sea para reafirmar la promesa de mantener incólume la unidad del país, por encima de toda contingencia y que se sientan orgullosos de ser ecuatorianos.

Gracias, muchas gracias.

 

 

síguenos en: